La trampa de la Ley Foral de Igualdad

El pasado 11 de abril el Parlamento de Navarra aprobó la Ley Foral de Igualdad. Es una ley que nos va a afectar a todos y, en particular, a quienes tenemos hijos en edad escolar.

Esta Ley, aparentemente dedicada a la igualdad entre hombre y mujeres, contiene una Sección completa dedicada a la Educación, donde se introduce una serie de mecanismos de intervención que permiten al Gobierno integrar en el currículum la “coeducación”, incluyendo contenidos de educación sexual y afectiva, entre otros. Es decir, que Skolae será evaluable y estará integrado en el currículum, siendo el Gobierno quien fije su contenido y siendo obligatorio para todos los colegios de Navarra públicos y concertados.

¿Cuál es el cambio con respecto a la situación actual? Ahora mismo, Skolae no sólo es ilegal, sino que la normativa en la que se basa es difusa y poco clara, por lo que el propio Gobierno sabe que no tiene potestad para imponerlo a todos los centros, ni para obligar a los centros a utilizar los materiales que ha elaborado ni a los profesores a ser formados por el Departamento de Educación. Esta ley pretende corregir esos “puntos débiles”, y permite que Skolae pase a ser parte del currículum, y por tanto, que todos los colegios sin excepción deban aplicarlo con los contenidos concretos que fije el Departamento, siendo, además, evaluable. Se obliga también expresamente a que todos los profesores reciban formación impartida por el Gobierno.

Por si no fuera poco, durante la tramitación de este proyecto legislativo no se ha consultado ni escuchado al Consejo Escolar, que es uno de los pocos mecanismos que tenemos las familias para participar y dar nuestra opinión sobre la educación de nuestros hijos, a pesar de que esa consulta es obligatoria según el artículo 7.1.a de la Ley Foral del Consejo Escolar.

A modo de ejemplo, a continuación se reproduce el articulo 32 de la Ley Foral de Igualdad.


Artículo 32 Educación infantil, obligatoria y postobligatoria

  1. La Administración educativa garantizará la puesta en marcha en los centros de proyectos coeducativos dirigidos a todas las edades de forma progresiva y sistemática a cargo del profesorado y tutorías del propio centro, integrados en las programaciones curriculares que fomenten la construcción igualitaria de mujeres y hombres (…)
  2. (…) Este proyecto se plasmará en un Plan de coeducación que formará parte del currículo autonómico educativo de Navarra y que será de obligado cumplimiento en todos los centros financiados con dinero público.
  3. El departamento competente en materia de educación trasladará al personal docente, a las empresas editoriales y a los consejos escolares de los centros educativos públicos, concertados y privados las instrucciones necesarias para hacer efectivo lo preceptuado por esta ley foral en el currículo educativo, en el marco de sus competencias.
  4. La Administración educativa establecerá una formación obligatoria en coeducación a todos los docentes del sistema educativo navarro. Dicha formación abarcará los contenidos que debe tener el Plan de coeducación de cada centro según el apartado 2 del este artículo.
  5. La Administración educativa de Navarra garantizará que en todos los centros educativos haya una persona responsable de la coeducación, con formación específica, que impulse la igualdad de género (…).

La ley se ha aprobado con el voto a favor del cuatripartito (Geroa Bai, Podemos, Izquierda-Ezkerra y Bildu) y del PSN –este último propuso las enmiendas más radicales (apartados 2 y 4)- y con el voto en contra de UPN y del PP.

Lo que nuestros gobernantes entienden por “Plan de coeducación” y educación en “igualdad” lo sabemos bien, porque está desarrollado en el actual programa Skolae (puede consultarse en la sección de actualidad educativa). Resulta revelador ver a la Consejera de Educación María Solana con una camiseta con el logo de Skolae en el pleno del Parlamento de Navarra durante la apobación de la Ley.  Skolae es el vigente “Plan de Coeducación” que contiene todo un sistema de ideas moralizantes –sin niguna base científica-, reflexiones políticas y opiniones sobre sexualidad, que pretenden introducirse forzosamente en las conciencias de los individuos desde la infancia, oprimiendo así uno de los derechos más básicos de la persona y pilar fundamental de toda sociedad democrática: la libertad de conciencia.

Tampoco pasa esta ley el filtro de la constitucionalidad. Enlazamos aquí un artículo que concreta cómo se vulneran en este texto los preceptos constitucionales.

Concapa Navarra

Fotografía: blog.resuelvetudeuda.com

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on google
Share on twitter
Share on print
Share on email

No te lo pierdas...

Bienvenido a CONCAPA Navarra

Nos importa mucho tu privacidad. Esta página web usa cookies para mejorar cada día. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies, que puedes consultar cuando quieras.